¿QUÉ ES PEAK OIL?

"El termino peak oil hace referencia al pico máximo de la producción de petróleo en cualquier área en consideración, reconociendo que se trata de un recurso natural finito, sujeto al agotamiento”. Colin Campbell

El Cenit Petrolero o Peak Oil es como se llama al punto de máxima producción de petróleo, el cual puede corresponder a un yacimiento, a un país o a la producción global de crudo. Según la teoría desarrollada por el geólogo norteamericano M King Hubbert, este punto se alcanza cuando se consumen la mitad de las reservas. Al llegar al peak oil, la producción llega a su máximo y entra en una meseta, para luego comenzar a declinar. El Cenit Petrolero no significa el agotamiento del petróleo, pero cuando ocurre a nivel mundial, define un punto de inflexión que nos introduce en la segunda fase de la era del petróleo.

La teoría del Peak Oil nos obliga a revisar algunos parámetros de análisis del sector petrolero que se utilizan habitualmente. En general, se toma como medida de la seguridad en la provisión de petróleo la relación entre producción y reservas, lo que nos da un horizonte de producción medido en años. Sin embargo, el peak oil nos define un nuevo parámetro que nos indica la máxima capacidad de producción en un momento dado en el nivel que estemos analizando. Esta capacidad máxima se debe contrastar con el consumo, que define el flujo de crudo que nuestra civilización necesita para funcionar. Aunque la relación producción/reservas sea alta, si la capacidad de producción no alcanza a satisfacer la demanda de manera permanente, entraremos en una situación de crisis energética.

La primera fase de la era del petróleo se ha caracterizado por la producción del petróleo ubicado en yacimientos de alta productividad y bajos costos de extracción. Actualmente, Lo que se ha descubierto hasta el momento y lo que se ha producido es el petróleo fácil de extraer y barato. El crudo que se encuentra en los yacimientos convencionales. El petróleo restante, no convencional y off shore, requiere de más tecnología, dinero y energía para extraerlo. La relación económica y energética tiende a caer y todos los yacimientos llegan a un punto donde dejan de ser viables desde el punto de vista energético. Esto ocurre cuando se gasta la energía de un barril de petróleo equivalente para extraer un barril de petróleo.

Se han usado varios métodos, variaciones del modelo de Hubbert y otros modelos para hacer proyecciones sobre cuando ocurrirá el pico global de producción. Algunos consideran que ya estamos en el pico mientras que los más optimistas lo proyectan para 2035. Sea cual fuera la fecha, estamos entrando ya en la segunda fase de la era del petróleo.

PEAK OIL EN EL MUNDO

En los últimos 30 años el mundo ha encontrado menos petróleo del que ha consumido. El descubrimiento de nuevos yacimientos alcanzó su pico en 1964. Hoy existen 192 países en el mundo, pero sólo 54 son países productores, y de ellos, sólo 14 tienen la capacidad de aumentar su producción a partir de sus características geológicas. Los restantes 40 países han alcanzado su pico y su producción está en declinación. En 2015 fue el año que se descubrieron menos reservas desde 1954, lo que muestra que pese a que el mercado está bien abastecido hoy, en algunos años, si el mundo sigue aumentando su consumo de petróleo, habrá problemas para satisfacer la demanda.

Se han usado varios métodos, variaciones del modelo de Hubbert y otros modelos para hacer proyecciones sobre cuando ocurrirá el pico global de producción. Algunos consideran que ya estamos en el pico mientras que los más optimistas lo proyectan para 2035. Sea cual fuera la fecha, estamos entrando ya en la segunda fase de la era del petróleo, ya que aunque se amplíe la frontera hidrocarburífera y se exploten los recursos no convencionales, se ha acabado la era del petróleo barato.

PEAK OIL EN EL ARGENTINA

Según varios especialistas internacionales, Argentina ha alcanzado el peak oil de petróleo convencional en 1998. Es decir, estamos condenados por la geología a producir cada vez menos petróleo, aunque aumentemos las tarifas y las inversiones. El agotamiento de las reservas no es sólo un problema de nuestro país. Los países en crecimiento necesitan cada vez más energía para abastecer su desarrollo. Por ello se ven obligados a importar energía cada vez más cara, lo cual puede generar un freno a ese crecimiento.

Un nuevo panorama se abre a partir del desarrollo de los recursos no convencionales (Argentina tiene una de las reservas más grandes del mundo) y la producción offshore, que si bien tienen costos de explotación mucho más altos que los recursos convencionales permitirán satisfacer el aumento de la demanda energética y revertir la declinación de la oferta.

Ver publicaciones sobre Peak Oil

Reflexiones sobre población, recursos y la economía basada en la fe

Por Matías Lagraña   Desde el Club de Roma a la actualidad. Los años de la posguerra fueron de un extraordinario crecimiento económico y también poblacional sustentado en el petróleo ...

Entradas recientes

Archivo por Categorias

Archivo por temas