Fuentes y formas de energía

Las fuentes de energía corresponden a las diversas fuentes naturales cuyos contenidos energéticos son susceptibles de ser aprovechados como energía útil.

Las fuentes de energía se clasifican en fuentes primarias y secundarias. Las primarias, son los recursos que se encuentran de manera directa en la Naturaleza como el sol, el viento, la biomasa, el agua en movimiento, el calor interno de la Tierra, el uranio, el petróleo, gas y carbón. Algunas de estas fuentes se utilizan directamente, como el caso del viento que mueve una embarcación o el calor de la corteza terrestre para calefacción. Otras se obtienen a partir de un proceso de extracción y producción, como es el caso de los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón).

Las fuentes secundarias de energía no se encuentran presentes como recursos naturales sino que provienen de la transformación de las fuentes de energía primarias. Las principales son la electricidad y los combustibles. Las sociedades actuales se sustentan en un alto consumo de estas fuentes, las cuales se producen en las distintas centrales eléctricas y en las refinerías. Existe una tercera fuente secundaria, el hidrógeno, pero su utilización para la generación energética se encuentra aún en fase experimental.

La electricidad se genera en diversas centrales a partir de las distintas fuentes de energía primaria:

Tipo de central Fuente
Térmica convencional Fuel oil, gas oil, carbón y gas
Nuclear Uranio 235
Hidroeléctrica Agua en movimiento
Parque eólico Viento
Solar Sol
Geotérmica Calor de la Tierra

Otra distinción que se hace entre las fuentes de energía es entre fuentes renovables y no renovables. Dentro de estas últimas se ubican los combustibles fósiles como el petróleo, gas y carbón que si bien son de origen biológico el proceso de formación tardó millones de años. Además, hay otra fuente de energía que se considera no renovable, el uranio, que se utiliza como combustible en las centrales atómicas.

Dentro de las fuentes renovables de energía se encuentran el viento, el sol, el calor interno de la tierra, el agua en movimiento y la biomasa. Se las considera inagotables, sin embargo su disponibilidad depende de cuestiones climáticas o de los ciclos de la naturaleza. Además, si bien tienen algunos usos diversos, como por ejemplo calefacción (energía solar, geotérmicas y biomasa), el aporte principal de estas fuentes de energía corresponde a el flujo eléctrico.

Formas de la energía

Las formas de la energía hacen referencia a los distintos tipos de energía presentes en el universo. Se clasifican en dos grupos, el primero corresponde a las energías englobadas dentro de la energía potencial, la energía que se encuentra almacenada o conservada para luego poder ser utilizada. El segundo grupo de formas de la energía corresponde a la energía cinética, es decir que ya se encuentran realizando un trabajo.

Ver publicaciones sobre Fuentes y Formas

Reflexiones sobre población, recursos y la economía basada en la fe

Por Matías Lagraña   Desde el Club de Roma a la actualidad. Los años de la posguerra fueron de un extraordinario crecimiento económico y también poblacional sustentado en el petróleo ...

Entradas recientes

Archivo por Categorias

Archivo por temas