Petróleo y economía global

Pasaron dos semanas de señales contradictorias en cuanto al curso de los precios del petróleo. La semana pasada, los precios cayeron alrededor de un 1,5%, cerrando en  US$ 48.82 en Nueva York, esto se debió en gran medida a preocupaciones referidas a que los países de la OPEP y algunos no OPEP no estaban cumpliendo su promesa de limitar su producción. El stock estadounidense sigue en caída, esto se debe principalmente al aumento de las exportaciones de petróleo liviano y productos petroleros terminados, y no a un aumento de la demanda interna. La OPEP y otros interesados en el día a día de los precios del petróleo continúan elaborando informes optimistas, pero el consenso parece ser que los precios del petróleo se mantendrán en torno a sus niveles actuales para el resto del año, a menos que exista un trastorno geopolítico.

Hay indicios de que los precios del petróleo serán mayores en el próximo año o dos, pero por ahora, la interacción entre la reducción de la producción, tomando en cuenta que el shale norteamericano sigue aumentando, y varias proyecciones de la demanda son las que determinarán los precios.

Sobre el recorte de producción de la OPEP: esta semana se ha llegado a un consenso sobre la situación que está atravesando el mercado petrolero, dando cuenta de que el recorte en la producción esperado de parte de la coalición de la OPEP y países no OPEP, no se ha cumplido. Actualmente están produciendo alrededor de 470 mil barriles por día por encima del compromiso asumido. A Pesar que se supone los saudíes deben realizar cortes más grandes en su producción, todavía no han sido realizados, ya que estos dependen de otros países cooperantes que no parecen muy dispuestos a cumplir con su parte, ya que la mayoría de los miembros de la coalición son productores de bajo costo que están haciendo algo de dinero con los precios actuales de cerca de US$ 50 por barril de petróleo. Como no hay mucho optimismo de que pronto veremos los precios del petróleo significativamente más altos, la mayoría de los exportadores se conforman con sólo mantener los ingresos corrientes y hacer crecer su producción. No parece haber producido ningún resultado concreto, las nuevas rondas de conversaciones de la semana pasada sobre los necesarios cumplimientos de la OPEP.

Las preocupaciones irán en aumento si la OPEP no amplía el recorte de su producción como está previsto hasta finales del marzo de 2018. En cambio, si los recortes se cancelan y la producción se mantiene en alza en más 1,5 millones de barriles por día los precios podrían caer de nuevo, generando todo tipo de estragos en la próximo año si todo el mundo intenta producir petróleo en los volúmenes más altos posible.

El shale oil norteamericano: A pesar del optimismo sobre el futuro de la industria del petróleo del shale de Estados Unidos, hay una serie de preocupaciones que van en aumento debido a la tasa de declinación de los pozos en las principales formaciones: la del pérmico, Eagle Ford, Bakken, Haynesville, Marcelus, Niobrara, y Utica; deberán lidiar con una disminución en el orden de los 350 mil barriles por día entre julio y agosto debido al declino inevitable de los pozos. Esto significa que la industria tiene que renovar 350 mil barriles por día de nuevos spots para mantener la producción de petróleo de shale constante. Se está perforando a buenos niveles por lo que se espera que la industria logre aportar otros 113 mil barriles por día de nueva producción en agosto; Sin embargo, informa que no hay suficientes equipos de fractura disponibles para completar los pozos perforados recientemente lo cual pone en duda esta proyección.

La cuenca del Pérmico es el campo petrolífero de más rápido crecimiento en los Estados Unidos, los inversores están empezando a preocuparse de que los perforadores están produciendo mucho más líquidos de gas natural y gas natural de lo esperado. El Pérmico actualmente tiene casi la mitad de las plataformas activas de perforación de petróleo de Norteamérica. Si estas tendencias continúan, las esperanzas en los Estados Unidos de una mayor producción de shale oil en los próximos meses se desvanecen rápidamente. Varios especialistas ya están hablando de que la producción de shale oil de Estados Unidos irá en declive en los próximos tres años, sin importar lo que suceda con el precio del petróleo.

La demanda global: Los precios del petróleo aumentaron la semana pasada después del informe de la OPEP que mostró que la demanda mundial de petróleo sería de 200 mil barriles por día mayor el próximo año que lo que se había previsto anteriormente. En su último informe mensual, la AIE predice que la demanda de petróleo este año se incrementará en 1,5 millones de barriles por día y 100 mil barriles por día desde el mes pasado. Además, el crecimiento de la demanda tendrá un promedio de alrededor de 1,4 millones de barriles por día en 2018. Por último, la AIE dio a conocer las revisiones periódicas de sus datos históricos la semana pasada que muestran que la demanda mundial de petróleo es en realidad 330 mil de barriles por día menos para el período entre 2015 y 2018 de lo que se pensaba.

Compartir:

Reflexiones sobre población, recursos y la economía basada en la fe

Por Matías Lagraña   Desde el Club de Roma a la actualidad. Los años de la posguerra fueron de un extraordinario crecimiento económico y también poblacional sustentado en el petróleo ...

Entradas recientes

Archivo por Categorias

Archivo por temas