AIE,EIA y OPEP pronostican el futuro del petróleo.

La Agencia Internacional de Energía (AIE), la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA), y la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) emitieron sus pronósticos sobre el futuro de la producción de petróleo y sus precios en los próximos meses.

Las tres organizaciones tienen puntos de vista diferentes sobre lo que pasará en la industria petrolera en el corto plazo. La AIE es la más optimista en cuanto a un equilibrio entre producción y consumo. Considera que el exceso de oferta de crudo (que actualmente es de aproximadamente 1,5 millones de barriles por día) se reducirá drásticamente alcanzando los 200.000 barriles por día en la segunda mitad del año, por lo que estaríamos asistiendo a un escenario donde el excedente de producción se reduciría significativamente lo que traería como consecuencia un considerable aumento de los precios.

La AIE considera que gran parte de la baja en la producción se deberá al retroceso en la industria del shale oil en los Estados Unidos. Esta evaluación es un cambio de perspectiva, ya que hace unas semanas la AIE esperaba que la gran sobreproducción de petróleo se extendería hasta bien entrado el 2017. La agencia sigue confiando en que el consumo mundial de petróleo aumentará 1,2 millones de barriles por día este año.

Las otras dos organizaciones si bien proyectan un descenso en la producción, consideran que será menos pronunciado que lo que afirma la AIE. La OPEP enunció que su producción se mantendrá casi igual para el resto del año, pero que la producción de los países que se encuentran por fuera de la organización se contraerá en 730.000 barriles por día durante el 2016.
Con respecto a la demanda mundial de crudo, la OPEP prevé que si bien aumentará será menos de lo proyectado anteriormente, esto se encuentra en línea con la proyección del FMI de que la actividad económica mundial se contraerá durante el resto del año. Para 2016, la OPEP prevé un crecimiento de la demanda mundial de petróleo igual que la AIE, ubicada en cerca de 1,2 millones de barriles por día. Esto se debe en gran parte a un impulso de crecimiento más lento en América Latina que lo proyectado en meses anteriores. La OPEP prevé que el consumo que se alcanzará a finales de este año rondará los 94,18 millones de barriles por día.

Por su parte la EIA, realiza un análisis sobre la producción estadounidense de crudo y cómo ésta tiende a la baja. Este organismo sitúa la producción de 2015 en un promedio de 9,4 millones de barriles por día, mientras que este año será de 8,6 millones y en 2017 descenderá a 8 millones de barriles. Los últimos números de la Administración cifran actualmente la producción estadounidense justo por debajo de 9 millones de barriles por día.

Compartir:

Reflexiones sobre población, recursos y la economía basada en la fe

Por Matías Lagraña   Desde el Club de Roma a la actualidad. Los años de la posguerra fueron de un extraordinario crecimiento económico y también poblacional sustentado en el petróleo ...

Entradas recientes

Archivo por Categorias

Archivo por temas